Deportes

 

Un estupendo gimnasio con buen tiempo todo el año. Con buenas temperaturas en los meses de invierno. Con sol tranquilo en verano, sin calor extremo. Con piscina tamaño océano. La hicieron a medida para los deportistas. Rodeada de playas, con un mar de posibilidades para hacer deporte. Por eso es el destino de invierno de mil equipos profesionales de toda Europa. Y de cualquiera que quiera hacer deporte en alguno de los paisajes diversos de la intrincada orografía de la isla. Senderismo entre bosques de pinos, golf junto a una caldera volcánica, jogging bordeando el mar.

 

Gran Canaria es uno de los lugares con mejor clima del territorio europeo. La temperatura del agua (entre los 18 grados de invierno y los 22 del resto del año), y las óptimas condiciones de mar y viento permiten practicar deportes náuticos los doce meses. Hay zonas perfectas para el windsurf o el kitesurf. Los submarinistas y los pescadores tampoco airean en voz alta las coordenadas de sus vacaciones.


Luego están los navegantes, que encuentran en Gran Canaria un gran campo de regatas. Vientos hechos a medida, corrientes marinas que reúnen grandes bancos de peces y fondos espectaculares son sus ventajas naturales. Mientras en el resto de Europa el invierno detiene las actividades relacionadas con el mar, la isla mantiene abierta su gigantesca estación deportivo-marina. Todo el año.